New WebSite

Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Tercera





Expediente 08001 23 31 000 1998 12332 01 (47569) de 2019

Fecha de expedición del documento: Jueves 3 de Octubre de 2019

Por falta de material probatorio no se logró demostrar que el INVIAS era el responsable de un accidente de tránsito por supuesto mal estado en las vías.

El demandante en ejercicio de la acción de reparación directa solicitó que se declararan patrimonialmente responsables a la Nación – Ministerio de Transporte y al Instituto Nacional de Vías, por los perjuicios derivados del accidente de tránsito en el que estuvo involucrado un bus de transporte público de su propiedad. Sostuvo el bus se movilizaba por la vía que de Barranquilla conduce a Sabanalarga. En un tramo recto de la vía a la altura del municipio de Baranoa (Atlántico), se desplazaba una tractomula que, al coger un enorme hueco que se encontraba en su carril, perdió el control y la dirección y colisionó con el bus de servicio público. En el aparatoso accidente, varias personas resultaron muertas y otras heridas. Según el demandante, pese a las solicitudes que, previo al accidente, hizo ante diferentes autoridades del orden local y nacional para que se realizara mantenimiento y sostenimiento de la vía donde se produjo el accidente, ésta no fue intervenida y, por el contrario, se hallaba en un estado de abandono que influyó en el aumento de los índices de accidentalidad. El INVÍAS se opuso a las pretensiones de la demanda y formuló como excepciones el hecho de la víctima o el hecho de un tercero, pues consideró que el estado de la vía no fue la causa del accidente sino el exceso de velocidad por parte de uno de los conductores y la invasión del carril contrario por parte del otro. En su lugar, sobre las circunstancias de modo en que sucedió el siniestro sólo se demostró que el accidente de tránsito tuvo como causas la invasión del carril del vehículo en que se desplazaban las víctimas por parte de un tractocamión que se movilizaba en sentido contrario y el exceso de velocidad con que se desplazaba el bus (84 km/h); así las cosas, a pesar de que se demostró tanto el daño como la falla en el servicio alegados, no se logró evidenciar el tercer elemento de responsabilidad, esto es, el nexo causal, en tanto no se aportó prueba alguna que diera cuenta de la incidencia de la falla en la causación efectiva del daño y, en consecuencia, se presenta una clara ausencia o imposibilidad de imputación de responsabilidad a la administración por los daños que motivaron las demandas acumuladas en el asunto de la referencia.



Confirma sentencia que negó las pretensiones CARLOS ALBERTO ZAMBRANO BARRERA Documento disponible en Noviembre de 2019 Temas: Accidente de tránsito, Responsabilidad patrimonial de Estado, Invías, Nexo de causalidad.



Descargar