New WebSite

Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda





Expediente 68001 23 33 000 2015 01293 01 (4174-17) de 2019

Fecha de expedición del documento: Jueves 30 de Mayo de 2019

No se puede pretender un reconocimiento económico cuando el mismo no tiene origen ni en sentencia de tutela, ni en algún proceso ante la jurisdicción contenciosa en el que se hubiera debatido la legalidad del acto de retiro laboral.

El actor fue nombrado en provisionalidad por parte de la Directora General de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga CDMB, mediante acto administrativo, para que se desempeñara como Secretario en la Oficina de Contratación, por el término de 6 meses o hasta que el titular del cargo regresara al mismo. Por medio de memorando expedido por el Coordinador de Talento Humano de la entidad, se le notificó que a partir de la fecha de expedición del acto, se daba por terminado su nombramiento debido a que el titular del cargo que él ocupaba en provisionalidad regresó al mismo. En su sentir, al estar en una situación de debilidad manifiesta debido a los quebrantos de salud que padecía, contaba con una estabilidad laboral reforzada, por ende, para poderlo separar de su cargo, la administración tenía que solicitar prevenidamente autorización al Ministerio de Trabajo para poderlo despedir, lo cual no ocurrió, razón por la que su desvinculación fue ineficaz. En diciembre de 2014 el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bucaramanga Sala Civil ordenó la reincorporación del demandante en un cargo igual o equivalente al que ocupaba al momento de su desvinculación; lo cual sucedió en abril de 2015, sin embargo no le fueron reconocidos los derechos laborales y prestacionales que en su sentir adquirió durante el tiempo comprendido entre el momento de su desvinculación y el de su reintegro, así como el pago de la sanción contemplada en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997, por lo que solicitó el reconocimiento de los mismos mediante un derecho de petición presentado en mayo de 2015, al cual se le dio respuesta negando lo solicitado bajo el argumento que la autoridad judicial en ningún momento había ordenado tal reconocimiento. Para la Sala, cuando son acogidas las pretensiones del actor, el fallo tendrá un doble carácter: será declarativo en el extremo que anule la decisión o el acto administrativo; y de condena, en cuanto, como consecuencia de la nulidad, imponga una obligación de dar, hacer o no hacer, de tal suerte que, en asuntos donde se controvierte retiro del servicio el restablecimiento del derecho deviene como consecuencia del pronunciamiento de ilegalidad de la decisión o acto administrativo que dispuso  tal determinación, lo que implica necesariamente, que la manifestación de voluntad de la administración haya sido declarada nula a efecto de retrotraer las cosas a su estado inicial. En esta medida, se observa que El Tribunal no efectuó un pronunciamiento alguno con el pago de salarios y prestaciones dejados de percibir por el actor durante el tiempo en que estuvo desvinculado de la entidad; por lo que solamente se limitó únicamente a ordenar el reintegro a la entidad accionada.



Confirmar MP Sandra Lisset Ibarra Vélez Documento disponible al público a partir de septiembre de 2019 Temas: Reintegro, Sentencias judiciales, Reconocimientos económicos.



Descargar