Corte Suprema de Justicia






La orden de reintegro debe ceder los intereses generales del Estado al eliminar cargos en entidades administrativas. En la sentencia en comento la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de justicia recordó que las cláusulas que ordenan el reintegro de trabajadores bien sea por mandato legal o convencional debe ceder ante los intereses generales del Estado al reorganizar, suprimir y liquidar entidades administrativas y en consecuencia eliminar cargos, de tal suerte que en aquellos eventos resulta imposible el reintegro del trabajador. Bajo ese supuesto, la Corporación denegó lo pretendió tras argüir que el despido del actor obedeció a la supresión de su cargo, la cual fue ordenada mediante el Decreto 3675 del 26 de octubre de 2006 luego de obtener el respectivo concepto favorable del Departamento Administrativo de la Función Pública. Documento disponible al público de 2019.



Descargar