Consejo Superior de la Judicatura Sala Jurisdiccional Disciplinaria






Abogado designado por amparo de pobreza puede solicitar al Juez el reconocimiento de honorarios.La decisión de otorgarlos corresponde a la autonomía e independencia del funcionario judicial

La Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura revocó la sentencia de primera instancia, mediante la cual sancionó a un abogado con suspensión de tres meses en el ejercicio de la profesión y multa de 2 SMLMV, por hallarlo responsable de la falta prevista en el numeral 9 del artículo 33 de la Ley 1123 de 2007.

En consecuencia lo absolvió y manifestó que en el caso en cuestión, se estaba frente a una falta de ilicitud sustancial en la conducta del abogado investigado e indicó que la jurisprudencia de la sala a sostenido “que el derecho disciplinario en general tiene como finalidad dirigir y encauzar la conducta de sus destinatarios vinculados por las relaciones especiales de sujeción, en este caso los abogados litigantes, en un marco de parámetros éticos cumplidos dentro de un Estado social y democrático de derecho, concepto sobre el cual justamente la jurisprudencia y la doctrina han desarrollado el tema de la ilicitud sustancial o ilícito disciplinario; así el legislador previó la incursión en falta disciplinaria cuando con la conducta se afectara sin justificación, algunos de los deberes consagrados para su ejercicio profesional”, lo cual no acontece en el caso en cuestión, por cuanto, la conducta del abogado investigado estuvo siempre ceñida a la norma legal que le permitía solicitar al Juez el reconocimiento de sus honorarios como apoderado pobre, lo cual de por sí no conlleva a que se presente una vulneración de la norma procesal civil, aplicable para el proceso ejecutivo hipotecario, en donde se actuó bajo dicha calidad.

Revocó la sentencia Fidalgo Javier Estupiñan Carvajal Documento disponible en Junio de 2019 Temas: Disciplinario



Descargar