Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Primera






El hurto de mercancía no exonera a la sociedad de intermediación aduanera de su obligación de pago de tributos.

La alegación de la sociedad de intermediación para liberarse de sus responsabilidades no encuentra respaldo probatorio en el delito de hurto acaecido sobre la carga transportada, en razón a que no es una situación que se enmarque en la fuerza mayor como causal exonerativa de sus obligaciones. Bajo esta claridad conceptual, el hurto de la mercancía no es prueba constitutiva de causal de fuerza mayor por las características analizadas. Además, no es un hecho que se enmarque de modo general en lo imprevisible e irresistible, en tanto que es precisamente esta clase de contingencias las que se debieron prever por la sociedad de intermediación cuando sometió la carga a esta modalidad y otorgó la garantía exigida que cubría y garantizaba el pago de los tributos en caso de que no llegara la mercancía a la aduana de destino, sin importar la situación por la que este siniestro ocurrió.

Confirma sentencia que negó las pretensiones de la demanda. Nubia Margoth Peña Garzón Documento disponible al público en julio de 2019. Temas: Tributos,Aduanas



Descargar