Superintendencia de Industria y Comercio






La finalidad de las visitas administrativas es la de recaudar las pruebas necesarias para determinar si las entidades investigadas están cumpliendo con sus obligaciones legales.

Las facultades investigativas de las Superintendencias no comprenden la realización de interceptaciones o registros ni otras actividades probatorias que, según la Constitución, se encuentran sometidas a reserva judicial de conformidad con la Constitución. Por lo tanto, la práctica de visitas de inspección sin previo aviso no vulnera el debido proceso administrativo, ni requieren autorización judicial previa o control de legalidad posterior; porque visitas persiguen una finalidad legítima consistente en fortalecer las facultades administrativas de las superintendencias.

Documento disponible al público a partir de junio de 2019 Temas: Superintendencias,Funciones constitucionales,Visitas de inspección,Autorizaciones judiciales



Descargar