EL IMPUESTO DE NORMALIZACIÓN TRIBUTARIA

 

En la reforma tributaria del año 2014, mediante la Ley 1739, se estableció la posibilidad de que las personas que tienen patrimonio no declarado o alguna inconsistencia no dada a conocer a la administración tributaria, relacionado con activos en el exterior, puedan sanear dicha situación a través de un tratamiento preferencial en relación con la tarifa aplicable al momento de gravar dichas rentas y presentar la declaración ante la entidad correspondiente.

 

El artículo 35 de la citada ley define a este impuesto como complementario del impuesto a la riqueza, el cual está a cargo de los contribuyentes del impuesto a la riqueza y declarantes voluntarios del mismo, que tengan activos omitidos; este impuesto se debe declarar, liquidar y pagar en la declaración del impuesto a la riqueza. Una vez que los activos sean sometidos al impuesto de normalización tributaria y estén gravados en un periodo, no lo estarán en los periodos subsiguientes, por lo tanto quienes no posean activos omitidos en cualquiera de las fechas de causación no son sujetos pasivos de dicho impuesto.

 

El hecho generador de este impuesto es la posesión de activos omitidos y pasivos inexistentes al 1º de enero de los años 2015, 2016 y 2017; la definición de activos omitidos se encuentra consagrada en el parágrafo 1º del artículo 36 de la Ley 1739, entendiendo dichos activos como aquellos que no fueron incluidos en las declaraciones tributarias, a pesar de la obligación legal de hacerlo, y  por pasivo inexistente en el mismo parágrafo se establece que es el declarado en las declaraciones de impuestos nacionales, con el único fin de disminuir la carga tributaria que le corresponde al contribuyente.

 

La base gravable de este impuesto consiste en el valor patrimonial de los activos omitidos, dicho valor será determinado por las reglas que disponga el Estatuto Tributario al respecto, y la base gravable de los bienes sometidos al impuesto de normalización tributaria será considerada como el precio de adquisición de dichos bienes para efectos de determinar el costo fiscal de los mismos, en el caso de derechos en fundaciones de interés privado del exterior, o cualquier otro negocio fiduciario, se consideran derechos fiduciarios poseídos en Colombia.

 

La tarifa que debe pagarse por este impuesto, de acuerdo al artículo 38 de la Ley 1739 de 2014 es de 10% para el año 2015, 11.5% en el año 2016 y 13.0% durante el año 2017; tal como dispone la anterior ley y de acuerdo la información que proporciona la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), se obtienen una serie de beneficios como:

·         La normalización de activos omitidos y pasivos inexistentes, liquidando y pagando el respectivo impuesto, no implica que estén gravados con el mismo impuesto por los periodos siguientes.

·         Los activos normalizados no dan lugar a determinación de renta gravable por el sistema de comparación patrimonial, ni generan renta líquida gravable en el año que sean declarados ni en años anteriores, respecto de la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios y del impuesto sobre la renta para la equidad CREE.

·         La inclusión de los activos omitidos no implica sanción alguna en el impuesto sobre la renta y complementarios, tampoco hay lugar a afectación en la determinación del impuesto a la riqueza de los periodos gravables anteriores (DIAN, 2016).

 

Es necesario resaltar tal como expresa el artículo 40 de la Ley 1739 de 2014, la normalización tributaria de los activos omitidos no implica la legalización de los mismos si son ilícitos o estén relacionados, de modo directo o indirecto, con el lavado de activos o financiación del terrorismo. Si los activos no son normalizados, a partir del año 2018 la sanción por inexactitud será equivalente al doscientos por ciento (200%) del mayor valor del impuesto a cargo determinado, siguiendo los lineamientos del artículo 239-1 del Estatuto Tributario.

 

El pago del impuesto de normalización tributaria para el año 2016, se hace presentando la declaración del impuesto a la riqueza y su complementario de normalización tributaria[1], de acuerdo al Decreto 2243 de 2015, el pago debe ser en dos cuotas iguales, la primera vence del 11 al 24 de mayo y la segunda cuota entre el 8 y el 21 de septiembre de 2016[2].

 

Doctor Manuel Andrés León Rojas

Especialista en derecho tributario.



[1] Formulario No. 440.

[2] El calendario de pagos puede ser consultado en el Decreto 2243 de 2015, o en la siguiente página: http://www.dian.gov.co/descargas/Formularios/2016/PyR_tributaria_1.pdf



z