QUE NO SE LE AGOTE EL PLAZO PARA LA IMPLEMENTACIÓN DEL SISTEMA DE GESTIÓN DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

 

El SG-SST consiste en el desarrollo de un proceso lógico y por etapas, basado en la mejora continua, con el objetivo de anticipar, reconocer, evaluar y controlar los riesgos que puedan afectar la seguridad y salud de los empleados, identificar el origen de los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales y controlar los factores de riesgo relacionados.

Dicho Sistema debe ser liderado e implementado por el empleador, con la participación de los trabajadores, y sus principios estar enfocados en el ciclo PHVA (planear, hacer, verificar y actuar).

Dentro de las obligaciones en cabeza de los empleadores se encuentran entre otras las siguientes: definir, firmar y divulgar la política de seguridad y salud, asignar recursos financieros técnicos y de personal, y gestionar los peligros y riesgos. Por parte de los trabajadores, procurar el cuidado integral de la salud, suministrar información clara, veraz y completa, informar de manera oportuna acerca de los peligros y riesgos latentes en el sitio de trabajo, y participar en las actividades de capacitación del SG-SST. Y en cuanto a las Administradoras de Riesgos Laborales, capacitar al COPASST o al Vigía en seguridad y salud en el trabajo, prestar asesoría y asistencia técnica a las empresas afiliadas y realizar la vigilancia delegada por el Ministerio de Trabajo.

Así las cosas, el 12 de enero de 2017 el Ministerio de trabajo expidió el Decreto 52, mediante el que modificó el artículo 2.2.4.6.37 del Decreto 1072 de 2015, Único Reglamentario del Sector Trabajo disponiendo que todos los empleadores públicos y privados, los contratantes de personal bajo cualquier modalidad de contrato civil, comercial o administrativo, organizaciones de economía solidaria y del sector cooperativo, así como las empresas de servicios temporales, deben sustituir el Programa de Salud Ocupacional por el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), a partir del 1 de junio de 2017 y en dicha fecha dar inicio a la ejecución de manera progresiva, paulatina y sistemática de las siguientes fases de implementación:

  1. Evaluación inicial: realizada por la empresa con el fin de identificar las prioridades en seguridad y salud en el trabajo para establecer el plan de trabajo anual o para la actualización del existente.
  2. Plan de mejoramiento: conjunto de elementos de control que consolida las acciones de mejoramiento necesarias para corregir las debilidades encontradas en la autoevaluación.
  3. Ejecución del SG-SST: puesta en marcha del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo en coherencia con la autoevaluación y el plan de mejoramiento inicial.
  4. Seguimiento y plan de mejora: momento de evaluación y vigilancia preventiva de la ejecución, desarrollo e implementación del SG-SST e implementación del plan de mejora, actividad que regulará el Ministerio del Trabajo conforme a los estándares mínimos.
  5. Inspección, vigilancia y control: verificación del cumplimiento de la normatividad vigente sobre el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (visitas y actividades), efectuada por el Ministerio del Trabajo conforme a los estándares mínimos.

El mencionado Decreto indica además que las Administradoras de Riesgos Laborales deben brindar asesoría, campañas, capacitación y asistencia técnica a las empresas para la implementación del SG-SST, así como presentar informes en junio y diciembre de cada año sobre sus actividades y el grado de implementación del Sistema en cada empresa, dirigidos ante las Direcciones Territoriales del Ministerio de Trabajo.

Habrá que ver si para el 1 de junio del presente año, todas las empresas cumplen lo mencionado, o si llegado el caso, antes del vencimiento del mismo, el Gobierno decide prorrogar una vez más el término para la implementación del SG-SST.

 

Juliana Barón Bonilla

Especialista en Derecho Laboral y Relaciones Industriales

Universidad Externado de Colombia

 

 

 

 



z