COOPERATIVAS DE TRABAJO ASOCIADO

 

El artículo 13 del Decreto 4588 de 2006 señala que las Cooperativas y Precooperativas de Trabajo Asociado son organizaciones sin ánimo de lucro, pertenecientes al sector solidario de la economía, que asocian personas naturales que simultáneamente son gestoras, contribuyen económicamente a la cooperativa y son aportantes directos de su capacidad de trabajo para el desarrollo de actividades económicas, profesionales o intelectuales, con el fin de producir en común bienes, ejecutar obras o prestar servicios para satisfacer las necesidades de sus asociados y de la comunidad en general.

 

Estas cooperativas no se rigen por el Código Sustantivo del Trabajo sino que se regulan por lo establecido principalmente en la Ley 79 de 1988, el Decreto 4588 de 2006, la Ley 1233 de 2008, la Ley 1429 de 2010, y el Decreto 2025 de 2011.   

 

Frente al vínculo existente entre el trabajador asociado y la Cooperativa, la disposición contenida en el artículo 13 del Decreto 4588 de 2006 establece que las relaciones entre la Cooperativa y Precooperativa de Trabajo Asociado y sus asociados, por ser de naturaleza cooperativa y solidaria, se encuentran reguladas por la legislación cooperativa, los estatutos, el Acuerdo Cooperativo y el Régimen de Trabajo Asociado y de Compensaciones.

 

Así las cosas, como las Cooperativas de Trabajo Asociado no se gobiernan por las disposiciones laborales, la relación entre aquélla y el trabajador asociado no es una relación empleador – trabajador sino un vínculo de naturaleza cooperativa y solidaria, máxime cuando las Cooperativas de Trabajo Asociado han sido creadas con el fin de que los socios cooperados se reúnan libre y autónomamente y son los mismos trabajadores quienes organizan las actividades de trabajo, con autonomía administrativa y asumiendo los riesgos en su realización.

 

Partiendo de la inexistencia de vínculo laboral entre la Cooperativa de Trabajo Asociado y el trabajador asociado, debe señalarse que este último no devenga salario sino “compensaciones”, las cuales pueden ser ordinarias o extraordinarias, según lo acordado en los Estatutos y en el Régimen de Compensaciones de la Cooperativa. En este sentido, el Decreto 4588 de 2006 consagra en el Artículo 25 que las compensaciones son todas las sumas de dinero que recibe el asociado, pactadas como tales, por la ejecución de su actividad material o inmaterial, las cuales no constituyen salario.

 

La compensación ordinaria mensual, según el Artículo 3 de la Ley 1233 de 2008, no puede ser inferior al salario mínimo mensual legal vigente, salvo que la actividad se realice en tiempos inferiores, en cuyo caso será proporcional a la labor desempeñada, a la cantidad y a la calidad, según se establezca en el correspondiente régimen interno.

 

En cuanto al derecho a prestaciones sociales y vacaciones, dado que no existe relación laboral entre la Cooperativa de Trabajo y los trabajadores asociados, no se genera el pago de prima de servicios, auxilio de cesantías, intereses a las cesantías, dotación de calzado y vestido de labor, vacaciones como tampoco demás prerrogativas laborales propias del contrato de trabajo.

 

Sin embargo, en lo atinente al pago de aportes al Sistema de Seguridad Social Integral, el artículo 6 de la Ley 1233 de 2008 dispone que las Cooperativas y Precooperativas de Trabajo Asociado son responsables del proceso de afiliación y pago de los aportes de los trabajadores asociados al Sistema (Salud, Pensión y Riesgos Laborales, siendo aplicables, para estos efectos, todas las disposiciones legales vigentes sobre la materia para trabajadores dependientes. El ingreso base de cotización será entonces la suma de la compensación ordinaria y extraordinaria mensual que reciba el trabajador asociado, y la proporción para su pago será la establecida en la ley para el régimen de trabajo dependiente. Para cotizar a los Sistemas de Salud, Pensión, Riesgos Laborales, el ingreso base de cotización será la suma de la compensación ordinaria y extraordinaria mensual que reciba el trabajador asociado, y la proporción para su pago será la establecida en la ley para el régimen de trabajo dependiente. Así mismo respecto de los aportes parafiscales, conforme al Artículo 2 de la Ley 1233 de 2008 la Cooperativa de Trabajo Asociado tiene a su cargo el pago de las contribuciones especiales, caso en el cual el ingreso base de liquidación con destino al Servicio Nacional de Aprendizaje SENA y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, corresponde a la compensación ordinaria mensual establecida en el Régimen de Compensaciones, y para las Cajas de Compensación Familiar equivale a la suma de la compensación ordinaria y extraordinaria mensual devengadas, en los términos establecidos en los  Artículos 1 y 2 del Decreto 3553 de 2008.

 

Dra. Juliana Barón Bonilla

Especialista en Derecho Laboral y Relaciones Industriales

Universidad Externado de Colombia

 

 



z