LA COMPENSACIÓN DE DEUDAS FISCALES

 

Cuando en las declaraciones privadas de los contribuyentes se registran saldos a favor, las leyes colombianas permiten la posibilidad de que se puedan solicitar ante la autoridad tributaria la devolución de los dineros pagados en exceso, esto obedece al hecho de que nadie está obligado a soportar cargas que no reconoce la ley, por lo tanto el Estatuto Tributario (artículo 815) dispone los siguientes escenarios para los contribuyentes.

 

·         Imputar las sumas a favor dentro de la liquidación privada del mismo impuesto, correspondiente al siguiente periodo gravable.

 

·         Solicitar su compensación con deudas por concepto de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a cargo del contribuyente.

 

En el caso del impuesto sobre las ventas la compensación de saldos originados en la declaración privada, solo puede ser solicitada por los responsables de los bienes y servicios mencionados en el artículo 481 del Estatuto Tributario, el cual dispone que serán exentos con derecho a devolución bimestral tales como los bienes corporales muebles destinados a exportación, servicios prestados en el país y que sean usados en el exterior por empresas sin negocios en Colombia, servicios turísticos prestados a residentes en el exterior para ser usados en territorio colombiano, entre otros bienes y servicios.

 

El beneficio de compensación de deudas también puede ser usado por los productores de bienes exentos referidos en el artículo 477 del Estatuto Tributario, los responsables de bienes y servicios de los artículos 468-7 y 468-3 del mismo estatuto y por aquellos responsables que hayan sido objeto de retención en la fuente; es necesario señalar que frente al impuesto pagado también puede existir una diferencia a favor del contribuyente, cuando las retenciones en la fuente excedieron el valor del tributo pagado, caso en el cual también se puede solicitar la compensación fiscal.

 

El artículo 815-1 del Estatuto Tributario dispone que los contribuyentes sujetos a retención del impuesto sobre las ventas, que obtengan un saldo a favor en su declaración de dicho impuesto pueden solicitar la devolución del mismo, o imputarlo en la declaración del periodo fiscal siguiente, pero cuando exista un pago relacionado con una obligación prescrita esto no puede ser objeto de compensación ni devolución, inclusive si el pago se hizo sin conocimiento de la prescripción por parte del contribuyente.

 

En cuanto al término para solicitar la compensación[1], la solicitud de compensación debe presentarse a más tardar dos años después de la fecha de vencimiento del término para declarar, pero en el caso de compensaciones relacionadas con el artículo 815 del Estatuto Tributario el término es de un mes, el cual será contado a partir de la fecha de presentación de la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios correspondiente al periodo gravable en el cual se generaron los respectivos saldos.

 

Si el saldo a favor de las declaraciones del impuesto sobre la renta o sobre las ventas haya sido modificado mediante una liquidación oficial, y no se haya efectuado la compensación, la parte rechazada por la autoridad tributaria no puede ser solicitada aunque dicha liquidación haya sido impugnada, hasta que se resuelva de modo definitivo sobre la procedencia del saldo. En todos los casos la compensación se hace oficiosamente por la autoridad de impuestos, cuando se haya solicitado la devolución de un saldo y existan deudas fiscales a cargo del contribuyente que hizo la solicitud.

 

Doctor Manuel Andrés León Rojas

Especialista en derecho tributario

Universidad Externado de Colombia



[1] Artículo 816 del Estatuto Tributario.



z